lunes, 11 de diciembre de 2017

El alcalde deja a Leganés el último en gasto social. ¡Viva el cachopo!

En primicia y exclusiva dejo a los lectores de nuestro blog el artículo que se publicará en los próximos días en el boletín del ayuntamiento de Leganés. No tiene desperdicio. Espero comentarios.

Hola vecinos:
Aprovecho para en primer lugar felicitaros las fiestas y desearos lo mejor para 2018. Cada vez queda menos para que os podáis manifestar democráticamente y librarnos con la ayuda de ULEG de ese tándem tan nocivo para los intereses de nuestro querido Leganés como es el PSOE y el PP, tanto monta, monta tanto a la hora de arruinar nuestra ciudad en provecho propio y de su clientela.

Y digo esto por unos recientes datos publicados por fuentes que merecen toda la credibilidad, a diferencia de esos panfletos dirigidos por mafiosos del ladrillo y que suelen verse al cabo de la calle. Me refiero al informe estatal de los directores y gerentes de servicios sociales que ubican a nuestro ayuntamiento como el último de toda España en gasto social, no llega a 15 euros año por persona, lo que saltó hasta en la TV nacional. Y también me refiero al informe de Ministerio de Hacienda que advierte de intervenir en 22 ayuntamientos, entre ellos el nuestro, por sus dilatados plazos para pagar, lo que deja en la estacada y abocados al cierre a múltiples pequeños negocios y empresas.

Y mientras Leganés está a la cola en inversión social (curioso “socialismo” el del PSOE) y de los primeros en morosidad (curiosa “buena gestión”), tenemos a un alcalde como Santiago Llorente que lleva 25 años, un cuarto de siglo, aprovechándose de los recursos públicos, llámese una bicicleta que se vio obligado a devolver su importe o con los fastuosos banquetes de cachopos, chupitos, mariscos y entrecots que generosamente fueron financiados por el erario. Para esto sí hay dinero, como el millón de euros al año en enchufados generales (esos directores ilegales que no ha votado nadie ni han aprobado ninguna oposición y que no son capaces ni de que los contenedores de basura tengan pedal). Pronto el Tribunal de Cuentas tomará cartas en el asunto y de los tejemanejes mutuos entre “populares y socialistas”.

Frente a esto, ULEG representa la alternativa eficaz, honrada, transparente y ejemplar y por eso se alían las fuerzas corruptas de los de siempre para neutralizar a los únicos que les hacemos frente. Por suerte, tenemos cada día el apoyo de más vecinos en este “Proyecto Leganés” que protagonizamos para que nuestra ciudad se enchufe al progreso y abandone a los enchufados que lastran al Ayuntamiento.


Os ruego que reflexionéis con este artículo. La política no puede ser como el fútbol. No debe haber ni forofismo, ni  eso de los “míos o los tuyos”. En ULEG creemos que todos vamos en el mismo barco: Leganés. ¿Os animáis a remar con nosotros?  

martes, 5 de diciembre de 2017

A la Constitución Española se le brinda homenaje de una sola forma: cumpliéndola

Les dejo nuestro discurso de ayer en el acto conmemorativo del XXXIX aniversario de la Constitución Española que se celebró en el Centro Cívico José Saramago de Leganés. 

Alcalde, portavoces de los grupos políticos, miembros de la corporación, comisario del Cuerpo Nacional de Policía de Leganés, mandos de la Guardia Civil y de la Policía Local, Bomberos, Protección Civil,…, representantes de las casas regionales, directivos y miembros de multitud de asociaciones y entidades del tejido social de Leganés, vecinos y vecinas en general. Muy buenas tardes a todos.

Hoy celebramos los 39 años de la constitución española, la norma que asienta los cimientos de todas las instituciones de las que se ha dotado la Nación Española. Una Nación que no es troceable, ni divisible, ni puede estar sujeta a negociación o mercadeo porque no lo puede ser la centenaria historia y de sentimientos que compartimos el conjunto de los españoles. Tampoco este proyecto colectivo ni nuestro futuro puede estar condicionado a una nueva versión de los reinos de taifa. Sangre, sudor y lágrimas fraguaron durante siglos una España que no va a ser diluida por unos aprendices de brujo que deberían dejar los experimentos para la gaseosa.

Dicho esto, la mejor manera de homenajear nuestra Carta Magna no es con oropeles, soflamas de patriotismo afectado y golpes de pecho. A la Constitución se la brinda homenaje cumpliéndola. Desde su primer a su último artículo. Siendo leales tanto a la letra de la misma como a su espíritu. A la Constitución se la honra con el ejemplo y la práctica diaria.

Porque la Constitución puede tener defectos, necesidades de adaptación a unos tiempos por esencia cambiantes, incluso achaques aunque aún no llega a los 40 años. Ahora bien, que ninguna de sus carencias nos haga olvidar su principal virtud. Porque lo que hace de la  vigente Constitución española excepcional es que es la primera y única norma fundamental de nuestra Historia que no se elaboró en contra de nadie, como un instrumento que enfrentara a unos con otros, una norma que naciera ya sectaria. Al contrario, la Constitución de 1978 es un referente en el mundo por el esfuerzo de consenso, de integración, de buscar que todos o la inmensa mayoría pudieran sentirse cómodos en ella y poder llevar adelante sus diferentes proyectos políticos.

La actualidad ha hecho muy famoso al artículo 155, tan legítimo como el resto de los 169 preceptos que conforman nuestra constitución. Pero hoy quiero rendir tributo a uno de los más importantes y que lamentablemente se olvida en demasía por todos los gobiernos y en todos los niveles territoriales. Es el 128.1, que dice:  
1.               Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.

¿Merece reflexión verdad? ¿Se cumple?


Por eso, más allá de las razonables críticas que se han hecho y se deben hacer de nuestra Carta Magna, nunca olvidemos ese espíritu de concordia y de visión no partidista y seamos conscientes del daño que podemos cometer si olvidamos esta cualidad, tanto en las reformas que se han practicado como en las que se deban hacer. Porque la mayor reforma y la más revolucionaria actitud que se puede observar con la constitución es tomarse en serio su articulado y aplicarlo con altura de miras y sentido de Estado.

Y es que todos los días se le falta el respeto a la Constitución y a los valores que la encarnan. Incluso se la viola más a nivel local que en el ámbito estatal o autonómico. Se ve menos y tiene menos trascendencia mediática, pero no por ello es más leve. La imposición, rehuir la votación democrática dentro del cauce legal no es respetar la constitución. Impedir que un gobierno pueda ser controlado por el parlamento local no es respetar la constitución. Ser los últimos en inversión social o gestionar unos presupuestos declarados ilegales por los tribunales (precisamente por ampararse en norma declarada inconstitucional) no es la mejor manera de respetar la constitución. Poner obstáculos al derecho a la información de los ediles y convertir en un elemento opaco a modo de cortijo a las empresas municipales no es homenajear a la constitución. Que el acceso al empleo público en un ayuntamiento no sea fruto del mérito y capacidad sino que dependa de tener el carné de un partido y las simpatías del que manda no ayuda a honrar a la constitución.

Del mismo modo que se conculca la constitución cuando la igualdad ante la ley y de oportunidades se convierte en papel mojado. Porque las medallas y distinciones de la ciudad se ganan, no son objeto de comercio político. Porque hoy ni están todos los que son, ni son todos los que están. Por eso mi homenaje a los que sí se merecen este reconocimiento público:

Hoy se pone en valor la magnífica labor y brillante trayectoria de personas como María Victoria Pavón y Asier Garitano, ejemplos de a donde se puede llegar con humildad, talento y trabajo y cómo el patriotismo sano surge de donde paces y no de donde naces. Muchas gracias por ser como sois.

Hoy se alaba con justicia la extraordinaria función en garantía de nuestros derechos y libertades que ejercen la Policía Nacional y la Guardia Civil. Tener al ángel custodio como patrón y el sobrenombre de benemérita no es por casualidad. Felicidades.

Y esta tarde se da un sentido recuerdo al constructivo papel que los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO aportan como agentes sociales. El progreso de España no se entendería sin el diálogo social que representáis. Gracias de corazón.


A todos ellos, felicidades y la más sincera enhorabuena desde Unión por Leganés-ULEG. Y por mi parte, además de felicitaros a todos las fiestas y desearles lo mejor, quiero concluir exclamando sin aspavientos, pero sin complejos:

¡Viva nuestra Constitución, Viva Leganés y Viva España!  

viernes, 1 de diciembre de 2017

Otros alcaldes viven, yo seré un alcalde que se desviva por Leganés

Os dejo la entrevista completa que por lógicas razones de espacio no ha podido ser publicada en papel de manera íntegra en el periódico Al Día Leganés. Aprovecho para agradecer a este medio el darnos voz y hacerse eco de nuestras propuestas y valoraciones. Ya me dicen. Se habla de todo, de todos y, como siempre, sin tapujos.

- Tras la reciente y cruda refriega que tuvo con el alcalde en el último Pleno Extraordinario, ¿qué valoración puede hacer de la situación política de Leganés en estos momentos?
Al gobierno de Leganés se le están soltando todas las costuras. El deterioro es creciente e irreversible, de ahí el nerviosismo del alcalde y esa sensación de que ha perdido el norte, incapaz de gestionar algo tan sencillo como poner un pedal a los contenedores de basura. Por eso están empantanadas las obras del Manuel Cadenas, de la Biblioteca Central, ni están ni se le esperan los centros cívicos de Leganés Norte o Arroyo Culebro, la piscina Solagua es una quimera, el lamentable estado de los coles, de los árboles, de la limpieza… Todo parte del gran fraude en el que se ha convertido esta legislatura. Un PSOE que vendió en campaña que iba a ser todo lo contrario al PP de Jesús Gómez y resulta que gobierna con los presupuestos del PP, las ordenanzas fiscales del PP, el plan económico del PP y con el edil de Urbanismo y mano derecha de Jesús Gómez en el gobierno del PP, Miguel Ángel Recuenco, con el que tiene un pacto de hierro basado en el ocultamiento y protección mutua de los escándalos y corruptelas cometidas por ambas partes: pérdida de 6 millones del Plan Prisma, los cambalaches en EMSULE, las indemnizaciones por perseguir a funcionarios, sentencias millonarias por cambalaches urbanísticos, abogados a los que se ha de pagar 3 millones de euros, concesión de 200.000 euros a asociaciones empresariales como UNELE de dudoso proceder… Frente a esto ULEG ha quedado como el único partido con la fuerza y solidez suficiente para contrarrestarlo y ser alternativa. De ahí la conjura de determinados poderes fácticos y mediáticos para neutralizarnos y aislarnos con una permanente campaña de difamación e intoxicación lo que demuestra que si no existiera ULEG, habría que inventarlo.


- ¿No teme que, después también del distanciamiento entre ULEG  y Leganemos, hayan ustedes quemado demasiados puentes que posiblemente necesiten reconstruir tras las elecciones de 2019?
La distancia que nos preocuparía es distanciarnos de los vecinos y del interés general Y en este aspecto somos el partido que con diferencia más cerca está en la defensa del interés general. Pero ya sabe el dicho, “Inglaterra no tiene aliados y enemigos permanentes, sólo sus intereses son permanentes”. Por eso estoy convencido de que todo aquel partido que vuelva a la senda de defender el interés general nos tendrá a ULEG como compañeros y será recibido con los brazos abiertos.

-Desde su posición habitualmente crítica con ambos partidos, ¿cómo valora los recientes procesos electorales internos en PSOE y PP?
Nosotros somos críticos con lo que hacen, con su gestión, con la hipocresía y cinismo entre lo que predican y lo que practican, pero no hacemos ninguna valoración sobre los procesos internos por los que esas organizaciones eligen a sus representantes. Ellos sabrán. Es un asunto doméstico sobre el que no sería prudente pronunciarme. Otra cosa es lo que ha salido de la “cocina” y es evidente que los platos que sirven tanto PP como PSOE en Leganés no son buenos para la salud de los vecinos.

Y en este clima tan crispado, ¿qué mensaje se les puede trasladar a los ciudadanos de cara a lo que resta de legislatura?
La buena noticia es que quedan 18 meses para dar la solución definitiva a la ciudad. Las recetas del PPSOE nos llevan al retroceso y frustración y las que muchos creyeron y compraron con la marca blanca de Podemos o Ciudadanos en las últimas municipales se han visto que eran un espejismo. La solidez y eficacia probada es la que representa ULEG. Ya no hay excusas ni hueco para las frivolidades. Rememorando un viejo lema decimos: busquen, comparen y si encuentran algo mejor que ULEG, vótenlo.

Leganes se frenó hace 20 años y ULEG lo pondrá de nuevo en marcha. Somos la energía positiva que impulsará esta ciudad. El ejemplo de nuestro Proyecto Leganés, donde entidades, asociaciones, clubes y vecinos en general están siendo protagonistas y ayudados es una clara muestra. Una semilla como ULEG que desde la más absoluta humildad, modestia y a base de trabajo ha crecido y ahora es un robusto árbol que mira a los ojos y se codea con PPSOE, ¿qué podría hacer con 160 millones anuales que tiene un ayuntamiento como este? Pues, como mínimo, convertir Leganés en la segunda capital de Madrid y ser una ciudad de primera, no sólo en fútbol, sino en todo lo demás: equipamientos, calidad de vida, cultura, educación, servicios sociales, igualdad de oportunidades…


 Situémonos en mayo de 2019. ULEG ha ido creciendo de forma progresiva en cada cita electoral, ¿cree que en la próxima alcanzarán el Gobierno? ¿Dónde está el techo de su partido?
No tiene techo porque aspiramos a 27 ediles y a que haya 190.000 alcaldes. ULEG es una esperanza y una ilusión que garantiza que cualquier vecino que sienta Leganés se pueda identificar y esa idea es tan fuerte y como sólo la ofrece ULEG nos hace ser siempre la alternativa, ahora ya única, frente a lo que hay.


En ese caso, con Carlos Delgado como alcalde, ¿qué cosas van a cambiar en Leganés? ¿Cuáles serían las características o el sello personal de su gestión como primer edil?
Sería la diferencia entre un alcalde que sólo vive en Leganés a la de un alcalde que se desvive por Leganés. Leganes es mi meta, el éxito de ULEG sería el éxito de la gente humilde. La prueba de que con trabajo, talento e ilusión puedes llegar a donde te propongas. Hemos demostrado con creces cuáles son nuestras señas de identidad: honradez, eficacia, transparencia y ejemplaridad. Esos valores que se comprueban cuando los vecinos nos ven trabajar en la caseta de fiestas, buzoneando nosotros mismos información, ayudando a los vecinos con la tasa de basura, las preferentes, el caso “Funnydent”, volcarnos en los actos de las entidades…, han hecho que lo que sólo era un sueño en 2003 y fuera respaldado por 1647 vecinos, 14 años después sea una formación tan sólida y tenga tanto potencial que hasta el PP y el PSOE se unen para frenarnos. Si hemos hecho lo que hemos hecho con unos medios y recursos tan limitados, imaginen en lo que podemos convertir la ciudad si los vecinos nos dan la confianza de gestionar el ayuntamiento.


- En lo personal, ¿qué supondría para usted alcanzar el bastón de mando de su ciudad? 
 Yo no quiero el bastón de mando para recrearme en él o aprovecharme de él, sino para hacer cosas con él: un Leganés modelo de progreso, de vanguardia, ejemplo de convivencia, de creatividad, de desarrollo cultural, económico, educativo, deportivo. Una ciudad de oportunidades. Lo concibo como un principio para que en Leganés termine la política del enchufismo y sea Leganés quien se enchufe a las más altas cotas de prosperidad.

- Se ha acusado mucho al Gobierno de llevar tiempo pensando sólo en esa cita electoral, ¿corre riesgo ULEG de caer en esa misma tentación?
 ULEG no piensa en 2019, sino en 2023, 2027... Eso hace que estemos convencidos de ganar, porque no incurrimos en el cortoplacismo. Esa política de sólo buscar el sillón o el ascenso rápido ha provocado lo que todos sabemos. Nosotros hemos demostrado desde 2003 el ir pasito a pasito, considerando que no hay mejor discurso que el ejemplo diario y que el tiempo pone a cada uno en su sitio. Recuerdo cuando muchos presionaban para que Leganés aprobara Eurovegas porque traería empleo en una situación que era complicada y cómo ULEG, prácticamente en solitario, no se dejó engañar por los cantos de sirena. Luego se vio qué era eso en realidad de Eurovegas. ULEG ve la política como una maratón, donde el esfuerzo ha de ser continuado. Las prisas para los delincuentes y los malos toreros.

-¿Cómo ve la situación del municipio, una vez rebasado el ecuador de la legislatura? ¿Qué asuntos considera que han de mejorarse con urgencia?
Es esencial no dejar a los vecinos desamparados en lo social y volcarse en crear oportunidades en lo laboral. Junto a ello, el abandono del mantenimiento de la ciudad y el estado de muchas de las infraestructuras hace imprescindible que el gobierno cambie 180 grados en su política basada únicamente en el reparto de dinero público para contentar a determinada clientela y en hacerse un book fotográfico para hacer del ayuntamiento lo que todo buena madre o padre de familia hace en su casa: priorizar en lo importante. Y es mucho más importante la alimentación, vestido, vivienda, educación que irse de vacaciones al Caribe, comprar una televisión de plasma de 50 pulgadas o irse de cenas a hincharse a cachopos.

 -¿Considera que la situación de los presupuestos municipales tiene alguna solución en el tiempo que queda hasta 2019?
No, ya ha dicho el alcalde y el edil de Hacienda que ni van a presentar presupuestos ni van a someterlos a una cuestión de confianza. Están cómodos gestionando los presupuestos del PP y las modificaciones que pactan con el propio PP. Además, presentar presupuestos implica dejar negro sobre blanco el modelo de ciudad que tienen. Y como no tienen, ni quieren, ni pueden ni saben presentar nada.


-¿Cree que está calando la idea, repetida por ULEG, de que el PP es una parte del Gobierno del PSOE?
Por supuesto, y no es porque lo digamos nosotros, sino porque la realidad es tozuda y la verdad no necesita cómplices para calar. ¿Por qué se han dado de baja cerca de 50 afiliados del PP diciendo públicamente que estaban hartos del pasteleo con el PSOE? ¿Por qué el portavoz del PP tiene siempre en la boca la excusa de que son la oposición responsable? Es responsable de proteger los desmanes del gobierno del sr. Llorente y responsable de que el sr. Llorente se calle los escándalos y trapos sucios de la pasada legislatura, en especial en la gestión de la Empresa Municipal del Suelo y en Urbanismo, donde Miguel Ángel Recuenco fue un perejil que estuvo en todas las salsas más sospechosas y turbias. Y ahora de la mano en todo lo que huela a ladrillo y reparto de subvenciones.


¿Cómo marchan las diferentes denuncias qua ha interpuesto su partido por diferentes asuntos, entre ellos el del Caso Portfolio o el de la directora de Nuevas Tecnologías?
Todas han sido admitidas a trámite y están propiciando investigaciones oficiales por los órganos competentes. Respetamos el trabajo de todos ellos, como también las denuncias que hemos presentado en el Tribunal de Cuentas por los quebrantos económicos que han generado al municipio los gobiernos de PP y PSOE, ya sea con comilonas privadas a costa del erario, ya sea por permutas de terreno donde los vecinos pierden millones de euros por el camino, el pago a abogados de 3 millones de euros en honorarios… De todas estas actuaciones no se van a ir de rositas y sólo es ULEG quien lleva los asuntos hasta el final y no se queda en discursos en los plenos, sino que defiende los intereses municipales y el patrimonio de los vecinos en todas las esferas, en la calle, en los tribunales o donde sea preciso.

-Usted siempre afirma categóricamente que son el principal (si no el único) partido de la oposición y que serán el próximo Gobierno de Leganés. ¿Está plenamente convencido de ello?
Es indiscutible, el propio PSOE y PP son conscientes de ello y de ahí su matrimonio contra natura para hacernos desaparecer. La historia de ULEG se identifica plenamente con la célebre frase de Gandhi: “Primero nos ignoran, luego se ríen de ti, más tarde te persiguen y, de repente, ganas”.

A lo largo de todos estos años que lleva en política, ¿cuáles cree que han sido sus mayores aciertos y errores? 
El mayor error es a la vez el mayor acierto y es no pasar por el aro y por las reglas de juego de cómo entienden la política en el PPSOE (intrigas, pago de favores, intercambio de cromos, cambalaches…). Eso hace que suframos traiciones y se te quede cara de tonto por actuar de buena fe y pensar que los demás también lo harán, pero también que cada mañana puedas mirarte esa cara al espejo. Tardaremos más, pero llegaremos más lejos.

 ¿Se ha planteado alguna vez cambiar su forma de hacer política para suavizarla de alguna manera?  
No he venido a hacer amigos a este ámbito, ni estamos para pastelear con PP o con PSOE, sino para echarlos democráticamente y liberar Leganés de su yugo. Valga el símil futbolístico, ¿Creen que el Atleti hubiera sido capaz en los últimos años de vencer a Real Madrid o Barça y llegar a las cotas que ha llegado si no fuera por meter fuerte la pierna, actuar con firmeza, tener las ideas claras, creer en el plan de Simeone…? Son tiempos de claridad y contundencia, no de eufemismos y de no llamar las cosas por su nombre. A multinacionales del poder como PP o PSOE, que manejan todos los recursos e incluso abusan ilegalmente de ellos no se les derrota sin enseñarles los dientes, porque nunca van a dejar hueco sin que uno mismo se lo abra con los brazos. Ellos son el Burger King o el McDonalds. Nosotros somos el Rober´s. No seremos tan grandes, pero somos mejores.