viernes, 11 de noviembre de 2016

El trío del Baco quedó como Cagancho en Almagro, nunca mejor dicho

El trío del Baco, bautizado así por conspirar en ese restaurante de Getafe propiedad del constructor y editor del "periódico" Al Cabo de la Calle Felipe González los tres individuos (el "lechero", el "churrero" Miguel Ángel Recuenco y el alcalde "cachopo") que han perpetrado un vil montaje y orquestado una campaña de desprestigio contra nuestro edil Antonio Almagro, quedó ayer como Cagancho en Almagro, uno de los episodios más hilarantes y escandalosos que ha vivido nuestro país. Aquí pueden leer su historia.

Hemos tenido que aguantar estas últimas semana un aluvión de injustificados ataques por parte de este contubernio de oscuros intereses y de su red de trolls (algunos se hacen llamar consultores sin serlo otros han estado sujetos a órdenes de alejamiento), empeñados en manchar la imagen intachable de nuestro partido, ensañándose con el edil Antonio Almagro. Ayer en el Pleno quedó totalmente desmontada esta sucia operación, que tuvo su prólogo en la información que en el periódico Al Día Leganés se publicó esa misma mañana.

Esta nauseabunda operación no queda zanjada por el hecho de que ayer quedara tumbada y tanto el alcalde como el portavoz del PP queden para la historia ridiculizados como le pasó a su admirado Jesús Gómez con los "trajes de Bragado". La manipulación de documentos oficiales para alimentar artificialmente una supuesta irregularidad con la Seguridad Social nunca existente o sólo achacable al propio ayuntamiento, la filtración de papeles de contenido protegido y el escrito notificado por la empresa del sr. Almagro que desmentía las acusaciones de las que había sido objeto nuestro edil, anticipan el recorrido judicial que les espera a los autores y cómplices de esta sinvergonzada. Tendrá efecto bumerán. No lo duden. Estamos deseando que se ponga en marcha ya esa "comisión de investigación". Buena ocasión para hablar de los bufetes o "pufetes" de alguno.

Me gusta decir que la verdad no necesita cómplices. Al contrario que la mentira. El trío del Baco se ha matrimoniado para intentar desactivar a ULEG, el único partido con fortaleza y autoridad para poner coto a sus desmanes y despropósitos. Van a seguir intentando quitarnos del medio, ya hemos vivido persecuciones de este tipo, pero los cimientos de este grupo están cincelados en roca, mientras que ellos, por muy ladrilleros que sean, tienen pies de barro y pilares de arena.