lunes, 16 de enero de 2017

Un Leganés de primera división a todos los niveles

El ascenso del Lega a la primera división de la Liga de Fútbol Profesional es una buena noticia para la ciudad, se sea o no aficionado a este deporte. Tampoco hay que sacar los pies del tiesto en cuanto a la repercusión económica que puede conllevar al municipio. Experiencias como la de la localidad vecina de Getafe o los muchos años que un equipo como el Rayo Vallecano ha estado en la máxima categoría del balompié nacional no han convertido ni a Getafe ni a Vallecas en El Dorado, precisamente.

En cualquier caso, es un hecho positivo para nuestra localidad y además sirve como banderín de enganche para reclamar que estemos en esa primera categoría para aspectos más sustanciales del día a día de los vecinos: sanidad, educación, cultura, equipamientos, seguridad, desarrollo económico y empleo... Digo esto por el error de incurrir en convertir en una disyuntiva el cariño y apoyo al C. D. Leganés con el abandono a nuestros barrios y a las necesidades que demandan. Ese enfrentamiento que en algún momento ha azuzado el alcalde y en otros momentos los que buscan un espacio político una vez  han quedado huérfanos de referente partidario es una irresponsabilidad a la que ULEG no se va a sumar.

ULEG ha dicho alto y claro lo que pensaba de la subvención de 2,5 millones para acondicionar el estadio municipal de Butarque y las reticencias que nos generaba ya que consideramos que las prioridades eran otras. Ha criticado con dureza el uso caciquil y manoseo patrimonialista que desde el gobierno local se está perpetrando con el Club. Nos pareció una torpeza y una temeridad que los directivos del Lega se pusieran a meter las máquinas en la parcela de Leganés Norte... Y precisamente por nuestra honrada trayectoria de llamar al pan, pan y al vino, vino, también queremos decir que el compromiso político de la cesión de una parcela municipal durante 4 años al Lega suscrito por todos los grupos políticos no es un mal negocio para el Consistorio. Nadie tiene la bola de cristal para saber lo que pasará dentro de 4 años. El tiempo lo dirá. Y la ley. Ya veremos quién va a meter un gol de la escuadra a quién o si el resultado es bueno para todos, que es lo que se pretende. Que no se le olvide a nadie y en especial a los cesionarios de la parcela pública. Cesión por otra parte aún sin materializar y que se ejecutará por acuerdo de la Junta de Gobierno.

Lo que sí ha dicho el tiempo es que ni PSOE ni PP han sido capaces de sacar adelante la Biblioteca Central, ni el Centro Cívico, ni de hacer una inversión que merezca tal nombre en Leganés Norte (incluida esa parcela con 20 años sin tener uso ni esperarlo). Barrio abandonado que nació con la promesa de ser una urbanización de bandera y que desde el primer momento sufrió las "cachopadas" de unos y otros. Esas legítimas e históricas reivindicaciones nos llevaron ayer a apoyar la manifestación convocada por la asociación vecinal y secundada por muchos colectivos pepineros.

La noticia habría sido que ULEG no hubiera estado.

domingo, 1 de enero de 2017

Adiós 2016, hola 2017. SENTIMOS LEGANÉS

Desde Unión por Leganés-ULEG deseamos a todos un magnífico 2017. Nos veremos en las calles, los Plenos, en los barrios, la oficina, en actos municipales, eventos culturales, deportivos, sociales, en las casetas de fiestas...

Somos el partido de los vecinos, el partido que une, que suma, que crea, que innova, que traza caminos de futuro. Somos de todos aquellos que SENTIMOS LEGANÉS.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Un proyecto para Leganés. La segunda capital de Madrid

Nuestra ciudad tiene un enorme potencial. Su ubicación, tamaño, estructura sociodemográfica..., hacen de Leganés un lugar idóneo para hacer de ella una localidad bandera. Lamentablemente llevamos casi dos décadas, toda una generación, en donde nuestro municipio se ha quedado en muchos aspectos detenido en el tiempo. Basta con ver muchas de nuestras instalaciones, los programas de todo tipo que se llevan a cabo por el ayuntamiento, las formas de relacionarse entre y con la sociedad pepinera. La inercia es el principal motor. Y si la inercia es el movimiento... Es hora de poner encima de la mesa un proyecto ambicioso e ilusionante para Leganés. ULEG lo tiene y lo quiere compartir y que sea coparticipado con todos vosotros. Un modelo que labre y esculpa nuestro pueblo para los próximos treinta años.

Que sirvan estas líneas como simple aperitivo del trabajo que va a desarrollar ULEG en los próximos meses. Ante la inacción, ineptitud e hipotecas del gobierno (PPSOE+tránsfugas), es el momento de que ULEG, como única formación política libre, eficaz, consolidada, de honradez acreditada y con músculo dé un paso más allá y lidere a todos los niveles el cambio que merece esta ciudad. Un cambio radical, en cuanto que tiene que ir a la raíz, en el desarrollo económico, urbanístico, medioambiental... Un cambio que nos ha de unir a todos para que sea profundo y duradero. Leganés es lo que nos une. Y esa es la mayor fortaleza.

Estén atentos.

martes, 27 de diciembre de 2016

En 40 minutos, los últimos 18 meses de Leganés



Os animo a que veáis la rueda de prensa que ofrecimos en ULEG para hacer balance del año (incluso de la legislatura). Es un resumen en poco más de 40 minutos (también hicimos nota de prensa) de todo lo que ha pasado a nivel social y político en nuestro querido Leganés en los últimos 18 meses. Creo que merece la pena.

Somos el futuro gobierno de la ciudad. Frente a la R de renuncia y rendición del PP a ser alternativa, la R de ruina de Leganemos y la R de ruin y rancio del gobierno PSOE+tránsfugas está la R de renovación, regeneración, rebeldía y revulsivo de ULEG.

EL EFECTO ULEG.

martes, 20 de diciembre de 2016

Constitución y política local. La legalidad no se negocia.

Os dejo el discurso que ayer pronunciamos con ocasión del acto de homenaje ("tardío" vistas las fechas) por el 38º aniversario de la Constitución y el reconocimiento con la medalla de la Villa de Leganés a diversas personas y colectivos. Escoció bastante al alcalde y su tropa, pero como dijo el ilustre Ramón y Cajal, "¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?".

Alcalde, portavoces de los grupos políticos, miembros de la corporación, mandos del Cuerpo Nacional de Policía de Leganés, Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, representantes de las casas regionales, directivos y miembros de multitud de asociaciones y entidades del tejido de Leganés, vecinos y vecinas en general. Muy buenas tardes a todos.

Con ocasión de la celebración del 38º aniversario de la Constitución Española también homenajeamos a distintas personas, colectivos, instituciones o emblemas de nuestra ciudad. Todos ellos son merecedores del reconocimiento público de este Consistorio y de esta Villa, quedándose obviamente hoy otros muchos sin esa mención honorífica, pero como se suele decir, esta tarde “son todos los que están aunque no están todos los que son”.

No cabe duda de que el elenco es plural, heterogéneo y abarca todo el arco ideológico y social. Desde el ámbito de lo deportivo, lo educativo, lo cultural, lo sindical o incluso lo religioso, se pretende en el acto de hoy trasladar al plano simbólico, lo que es la riqueza misma de una sociedad democrática.

PREMIADOS
Desde Unión por Leganés-ULEG aprovechamos este momento para transmitir nuestra felicitación y cariño a Eva Calvo, al Colegio de la Inmaculada de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, a las Víctimas de los asesinatos del despacho de los abogados laboralistas de Atocha, a la Hermandad de Nuestra Señora de Butarque, virgen patrona de Leganés, y a Santiago Gómez Valverde. D. Santiago.

El valor de una constitución no lo otorgan los años que lleve en vigor, sino su capacidad para zanjar o al menos canalizar los pleitos del pasado, responder con eficacia a los retos del presente y dar soluciones y anticipar vías a las interrogantes del futuro. No hay constitución perfecta, como tampoco lo es el ser humano que las crea. Por eso hay que huir tanto de quienes ven a la norma fundamental que rige la convivencia de los españoles como un dogma o un catecismo inmutable como de quienes frívolamente quieren echar por tierra todo lo andado y empezar de cero.

Aprendamos las lecciones de la historia si no queremos repetir algunos de sus devastadores efectos. De la Transición, periodo donde quien les habla debía estar en proyecto, (ayer mismo cumplí 39 años) pontifican pretenciosamente muchos, demasiados, máxime cuando una gran mayoría de los que lo hacen no vivió ese tiempo. No cometeré el error de calificar un ciclo con sus luces y sombras, como es la historia de toda nación. Pero sí me detendré en uno de los aspectos más importantes de ese proceso, en esa frase que marcó la época y que hizo célebre Torcuato Fernández Miranda: “de la ley a la ley, pasando por la ley”.

Porque con la legalidad no se negocia. La ley ha de ser siempre no sólo un camino, sino el camino. Y esto vale cuando se habla de la constitución y de su reforma, pero también cuando se habla de presupuestos municipales o de directores generales. Los atajos en determinados campos son tentaciones peligrosas. Ahí anida el germen de la demagogia y del populismo mal entendido, amén de la corrupción, dolencias que son transversales a toda  ideología y partido político y de lo que es conveniente vacunarse con grandes dosis de valentía y sentido de la responsabilidad. 

¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD?
¿Y qué es la responsabilidad? A mi juicio es actuar bajo los dictados de la conciencia y la coherencia, no de la conveniencia, y mucho menos si esta última es privada y personal.

Actuar con responsabilidad es hacerlo sin hipotecas, sin amiguismos, sin violencia, sin más compromiso que con la verdad. Porque querido alcalde, “amigo soy de Platón,  pero más lo soy de la verdad”. Y digo esto porque este sábado pasado le oímos en el auditorio de la Universidad al cerrar con su discurso la magnífica actuación de villancicos que hicieron las casas regionales de nuestro pueblo decir que “en España nadie pasa hambre”, lo que provocó un lógico revuelo. Sr. Alcalde, una nación no debe ser examinada por cómo vive el más rico, sino por cómo lo hace el más pobre. Ahí se ve el verdadero nivel de justicia social. Y en España hay pobres, y en España hay gente que pasa hambre. Negarlo desde una posición de privilegio no es precisamente responsable.

Quiero concluir abogando por el hecho de que hay que esforzarse por huir de las dos Españas de las que hablaba Machado, la que muere y la que bosteza, pero ambas, “españolito que vienes al mundo”, para helarte el corazón. Es un reduccionismo que no comparto. Hay tantas Españas como españoles. Hay 45 millones de Españas. La clave está en saber qué es lo que nos hace fuertes. Y la fuerza nos la da la unidad y la comunión en unos valores compartidos. Unos valores que siguen tan vigentes como cuando se esgrimieron en la Francia Revolucionaria hace más de dos siglos: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Valores que enraízan en la dignidad humana, esa dignidad universal que no conoce de sexo, raza, credo o condición social, porque no hay mayor valor que la persona misma, sin etiquetas.

"HOMO HOMINI SACRA RES"

No lo olvidemos y por eso hago propio el lema de la Universidad Carlos III, nuestra universidad, y del hispanorromano Séneca “homo homini sacra res”. El hombre es una cosa sagrada para el hombre. Esa es la mejor patria, la mejor ideología y la mejor Constitución.

viernes, 9 de diciembre de 2016

La coherencia

Define el diccionario de la Real Academia Española la coherencia como "actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan". La coherencia es una de las principales virtudes que se reclaman a los cargos públicos y, sobre todo, a los partidos políticos. La coherencia es inherente a la credibilidad de una persona, organización o institución: sin coherencia no eres creíble y no se puede ser creíble si no eres coherente. En muchas ocasiones, la tentación es grande a la hora de sacrificar principios por beneficios o utilidades en el corto plazo. Sólo la persona coherente y con sólidos principios y valores  ve la vida como una carrera de fondo donde los atajos son contemplados como trampas que garantizan "pan para hoy y hambre para mañana". La coherencia, al margen de otras consideraciones morales, filosóficas o de conciencia, es una garantía de certidumbre. Quien es coherente es previsible. Ofrece seguridad. La coherencia es lo contrario al populismo mal entendido. Va unido a tener palabra, uno de los principales patrimonios éticos que se pueden tener.

¿Y por qué cuento esto? Por el bochornoso episodio protagonizado por el portavoz del PP de Leganés. Miguel Ángel Recuenco Checa, con un periodista de un medio de comunicación, El Buzón, episodio que ha tenido alcance nacional.Ya hemos hablado en muchas ocasiones de este concejal y de los innumerables aspectos turbios que le rodean (citado en el sumario de Púnica, suscriptor del pacto del ladrillo y del silencio con el alcalde Llorente, muñidor de los acuerdos más oscuros de la pasada legislatura, factor decisivo en el derrocamiento de Jesús Gómez aunque este siga sin enterarse), muy lejos de esa imagen de risas, chascarrillos y "sobalomos" que pretende vender. El señor Recuenco es una de las personas con menos coherencia que me he encontrado en mi vida. Y por eso esta legislatura transcurre de esta manera tan demencial y perjudicial para los intereses generales. Coherencia tal y como la he descrito anteriormente, porque si la entendemos como el ser siempre fiel no a tus principios sino a tu más egoísta, privada y crematística conveniencia estamos ante el más "coherente" del mundo. Así lo describió el propio ex alcalde Jesús Gómez (y compañero de gobierno y de partido) al preguntarle por el sr. Recuenco. Cito textualmente de una entrevista en Leganews: "Lo que ocurre, esto es una opinión personal, creo que muchas veces, sino todas, hay que poner por delante los principios y la dignidad antes que la conveniencia".

Pero por mi parte no sería muy coherente acudir a la opinión y argumentario de alguien a quien he criticado tanto como el sr. Gómez Ruiz. Olviden todo lo escrito. No he dicho nada. Sólo les invito a que reflexionen.